Devolución de los Trabajos

Devolución de los Trabajos

Number of replies: 0
Hola, cómo están?
Estuvimos leyendo los trabajos y estamos muy contentxs de que hayan podido leer y escribir en el medio de esta situación tan complicada.
Los trabajos están muy bien. Han logrado una articulación efectiva entre los textos teóricos y los historiográficos. También han desarrollado de manera satisfactoria el problema histórico de acuerdo a definiciones propias del concepto de clase.
Les hacemos algunos comentarios generales que podrían complementar o complejizar algunas de las afirmaciones y análisis de los textos.
En primer lugar, los contenidos trabajados en el Eje 1 corresponden al problema del "materialismo histórico". En ese sentido, todas las cuestiones trabajadas deben ser concebidas en una secuencia que comienza en la dialéctica idealista (y que como veremos en el Eje siguiente, se prolonga en el marxismo occidental). Esta ubicación requiere una consideración de las obras de Marx y Engels como un conjunto de esquemas y conceptos desarrollados a partir de la tradición idealista y fundamentalmente de la obra de Hegel. Es decir, que lejos de constituir una perspectiva teórica aislada de otras discusiones, el materialismo histórico debe ser pensado en términos de continuación y transformación de las interpretaciones idealistas de la realidad (como veremos más adelante, el énfasis en la continuación o la transformación del idealismo depende del tipo de lectura marxista). El materialismo histórico no es un punto de partida del debate teórico sino que está inserto en una trama más amplia relativa a la discusión sobre la relación entre espíritu materia y todo lo que ello implica para una concepción de la historia.
En segundo lugar, el desarrollo del materialismo histórico a mediados del siglo XIX da lugar a una tradición teórica y política -el marxismo- que se prolonga hasta el presente. Como vimos con los textos introductorios de Hobsbawm y Traverso, el marxismo está atravesado por una multiplicidad de interpretaciones de Marx, diversos modos de vincularse con los saberes no-marxistas, diferentes maneras de relacionarse con las expresiones políticas del marxismo y relatos divergentes del desarrollo del materialismo histórico, todo lo cual da lugar a un amplio repertorio de concepciones sobre la historia. En este marco, trabajos teóricos como los de Cohen y Thompson e históricos como los de O'Donnell y Schneider expresan diversas maneras de intervenir en la tradición materialista histórica y en la práctica historiográfica. Sin agotar todas las expresiones del marxismo, son indicadoras de modos predominantes de leer a Marx y llevar a cabo un trabajo histórico amparado en su obra. La lectura de todos estos textos no tiene el objetivo de encontrar las influencias ni las referencias explícitas (que como ustedes destacan, sí las hay) sino más bien de identificar los efectos que estas aproximaciones diferentes (y divergentes) a la obra de Marx tienen en distintas concepciones del concepto de clase y formas de volverlo operativo en un análisis histórico.       
Finalmente, han sido interesantes los resultados del ejercicio de planteo de problemas históricos. Algunxs han elegido procesos de la historia reciente (primer peronismo, dictadura, transición a la democracia, menemismo, crisis de 2001) y otrxs conflictos laborales puntuales (Semana trágica, docentes, trabajadores yerbateros). En cada caso han recuperado potencialidades y limitaciones de las diferentes concepciones de clase analizadas. Al respecto, han podido recuperar la tensión entre los abordajes más estructurales y los más culturales. Es evidente que mientas el primero permite una caracterización adecuada del conjunto de personas que constituyen una clase en el marco de las relaciones de producción, al mismo tiempo tiende a adquirir un sentido transhistórico que obstaculiza la comprensión de dichas personas en tanto sujetos activos. Al contrario, el segundo permite recuperar la historicidad de la conciencia de clase y de las acciones políticas (evitando de este modo un enjuiciamiento de estos elementos desde principios transhistóricos), pero tiende a relegar a un segundo plano (al menos, en la construcción del relato histórico) la relación del conjunto de personas que conforman la clase con los medios de producción. En algunos de los trabajos se menciona la particularidad de una historización centrada en el concepto de clase en el sentido de diferenciación de concepciones que ordenan a la sociedad según criterios legales o de status. En otros también se da cuenta de desarrollos posteriores de la teoría marxista (por ej. el trabajo de Thompson, si bien novedoso para la época, está circunscrito a una clase obrera europea, masculina, blanca y heterosexual).
Saludos
Cátedra de Metodología II - Teoría de la historia